El esternón hundido puede ser causa de alteraciones respiratorias y cardíacas

Estás aquí: