TIPO DE CONSULTA

Consultas externas generales de Cirugía de tórax.

Interconsultas de cirugía de tórax del hospital.

Consultas urgentes de cirugía de tórax de pacientes ingresados en otros servicios.

ATENCIÓN A PACIENTES

Atención a los pacientes de cirugía de tórax en la Unidad de Observación de puertas de urgencias.

Atención a pacientes de otras comunidades autónomas.

Atención UCI.

Atención a pacientes que llegan procedentes de la libre elección de centro hospitalario y médico.

Atención patología crónica derivada de traumatismos torácicos.

Atención secuelas tras traumatismos.

Técnicas quirúrgicas en usuarios de cirugía del tórax:

Mediastino:

10.- Mediastinoscopia
11.- Resección traqueal
12.- Reparación de fístula traqueoesofática
13.- Broncoscopia
14.- Timectomía
15.- Mediastinotomía
16.- Cirugía por mediastinitis
17.- Resección de tumores de mediastino
18.- Cáncer esofágico
19.- Patología benigna del esófago

Pared-diafragma:

20.- Resección de lesión o tumor de pared
21.- Costectomía o condrectomía
22.- Reparación de pectus excavatum o carinatum
23.- Sutura de laceración de diafragma
24.- Reparación de hernia paraesternal (Morgagni)
25.- Plicatura de diafragma
26.- Reparación de hernia diafragmática
27.- Sutura de laceración de pared torácica

Pleura:

28.- Pleurodesis quirúrgica
29.- Biopsia pleural
30.- Decorticación
31.- Toracostomía
32.- Pleurodesis por drenaje torácico
33.- Torascoscopia
34.- Drenaje torácico cerrado
35.- Resección de tumor pleural
36.- Procedimientos diagnósticos
37.- Procedimientos terapéuticos

Pulmón:

38.- Cirugía del enfisema bulloso
39.- Biopsia pulmonar por toracotomía y torascospia
40.- Toracotomía exploradora
41.- Toracoplastia
42.- Neumotórax espontáneo por toracotomía y torascopia
43.- Resección pulmonar ampliada
44.- Neumonectomía
45.- Lobectomía abierta y torascoscópia
46.- Segmentectomía típica abierta y torascoscópica
47.- Resección atípica pulmonar abierta y torascoscópica
48.- Sistema nervioso autónomo
49.- Simpatectomía torácica por torascoscopia

Pared torácica:

50.- Malformaciones: técnica de Nuss
51.- Patología traumática
52.- Patología infecciosa y radionecrosis
53.- Tumores

 

 

 

 

Pulmón II:

54.- Procedimientos diagnósticos
55.- Malformaciones
56.- Patología infecciosas y parasitarias
57.- Tumores
58.- Cirugía del enfisema

 

 

 

Traquea y bronquios:

59.- Malformaciones
60.- Estonosis inflamatorias laringotraqueales
61.- Traqueobronquianomalacia adquirida
62.- Síndrome colapso tranqueal espiratorio
63.- Tumores tranquebronquiales
64.- Tranqueotomía
65.- Lesiones traumáticas

Mediastino:

66.- Procedimientos diagnósticos
67.- Patología infecciosa
68.- Quistes mediastínicos
69.- Tumores benignos y malignos
70.- Miastenia Gravis

Estrecho superior del tórax:

71.- Resección de costilla cervical-apósfisis transversa elongada
72.- Resección primera costilla vía supraclavicular
73.- Resección primera costilla vía transaxilar
74.- Resección primera costilla vía posterior
75.- Resección primera costilla vía infraclavicular

Sistema nervioso autónomo torácico:

76.- Simpatectomía toracoscópica en hiperhidrosis
77.- Simpatectomía toracoscópica en síndromes isquémicos
78.- Esplanicectomía por torascoscopia

Diafragma:

79.- Hernias congénitas
80.- Eventración diafragmática
81.- Rotura diafragmática
82.- Tumores benignos y malignos

Fronteras del tórax y colaboración con otras especialidades:

83.- Masas cervico mediastínicas
84.- Cirugía raquídea
85.- Colaboración con otros servicios quirúrgicos
86.- Cirugía esofágica
87.- Bocio endotorácico
88.- Radiofrecuencia pulmonar

UNIDAD DE DEFORMIDADES DE PARED TORÁCICA

Especialista en valoración y corrección de deformidades de pared torácica.

Servicios Cirugía Torácica
Especialista en valoración y corrección de deformidades de pared torácica
Servicios Cirugía Torácica
Tratamiento quirúrgico endoscópico (técnica de Nuss)
Servicios Cirugía Torácica
Tratmiento ortopédico con corsé

1. PECTUS EXCAVATUM

 

¿Qué es el pectus excavatum?

El pectus excavatum es una malformación congénita del tórax (de los cartílagos condro esternales) que provoca un crecimiento anómalo de costillas y esternón.

Generalmente, las costillas y el esternón se proyectan hacia delante. Pero en el pectus excavatum, el esternón se proyecta hacia dentro, formando una depresión en el pecho. Esto da un aspecto ahuecado o cóncavo; por eso, esta afección también se llama pecho en embudo.

 

¿Cuál es la etiología del pectus excavatum?

Los médicos no saben exactamente qué es lo que causa esta afección. En algunos casos hay una asociación familiar, presentándolo varios miembros de distintas generaciones.

Los niños que la padecen suelen presentar otra afección, como:

  • el síndrome de Marfan, un trastorno genético que afecta al tejido conjuntivo
  • el síndrome de Poland, una anomalía congénita muy poco frecuente caracterizada por el subdesarrollo de los músculos de un lado del cuerpo, especialmente perceptible en los principales músculos del pecho
  • la escoliosis, un trastorno en que la curvatura de la columna vertebral es incorrecta

 

¿Cuáles son los signos y los síntomas del pectus excavatum?

El pecho hundido es el signo principal de esta afección. Puede no ser perceptible durante los primeros años de vida o, a veces, hasta la adolescencia, aunque está presente desde el nacimiento.

 

Los casos leves pueden ser muy poco visibles. Pero los casos graves de pectus excavatum pueden crear una profunda depresión en el tórax  que ejerce presión sobre los pulmones y el corazón, pudiendo causar:

  • problemas al hacer ejercicio o mucha actividad física
  • cansancio
  • dolor de pecho
  • frecuencia cardíaca rápida o palpitaciones
  • infecciones respiratorias frecuentes
  • tos, resuello u opresión de pecho

 

Esta afección empeora conforme el niño va creciendo, y afecta más a los niños que a las niñas.

 

¿Cómo se diagnostica?

Los profesionales de la salud suelen diagnosticar el pectus excavatum basándose en una exploración física y en los antecedentes médicos del niño. En caso necesario, también pueden solicitar pruebas como:

  • una radiografía de pecho o de tórax para determinar la gravedad de la afección
  • un scanner (TC)
  • un electrocardiograma (ECG) para evaluar la función cardíaca
  • pruebas de la función pulmonar para evaluar los pulmones
  • pruebas genéticas para detectar los síndromes relacionados

¿Cómo se trata?

Los niños y los adolescentes con pectus excavatum, a quienes no les preocupe su aspecto físico y que no tengan problemas para respirar, no necesitan tratamiento alguno.

En algunos casos, el pectus excavatum se puede tratar mediante cirugía.

 

  1. Técnica de Ravitch: un cirujano extrae el cartílago dañado, corrige o reconstruye el esternón y coloca una barra (o varias barras) en la pared torácica para sostenerla en la posición adecuada. La barra se suele extraer en una operación posterior,
  2. Técnica de Nuss: el cirujano introduce una barra metálica curvada a través de una incisión en cada hemitórax en línea axilar anterior. El tórax se remodela constantemente durante 2 a 4 años y luego la barra se extrae quirúrgicamente. El procedimiento de Nuss se puede utilizar con pacientes de 9 años en adelante.
  3. Técnica de Pectus Up (Taulinoplastia): el cirujano utiliza un tornillo para extraer el esternón de su hendidura y dejarlo normo posicionado. También debe retirarse años después mediante cirugía.

 

Otros casos pueden tratarse mediante campanas de succión (Vacum Bell). Debe valorarse cada procedimiento individualmente y ser seguido en su evolución por un especialista en pared torácica.

 

De cara al futuro

Un pectus excavatum leve no requerirá tratamiento alguno si no afecta a cómo funcionan los pulmones ni el corazón. Pero, cuando la afección es claramente visible o causa problemas de salud, la autoimagen de la persona se puede ver negativamente afectada (distorsión de imagen corporal).  En estos casos, el tratamiento puede mejorar el bienestar físico y emocional del niño.

2. PECTUS CARINATUM

 

¿Qué es el pectus carinatum?

 El pectus carinatum es una malformación congénita del tórax donde la pared torácica sobresale. Ocurre debido a un crecimiento anómalo de las costillas y del cartílago del esternón.

 

Esta protrusión de la pared hace que el pecho parezca el de un ave, motivo por el cual esta afección a veces se conoce como «pecho de paloma».

 

¿Cuál es la causa del pectus carinatum?

Los médicos no saben exactamente qué es lo que causa del pectus carinatum. En algunos casos, hay asociación familiar, como en otras malformaciones de la pared torácica.

 

Los niños que lo padecen pueden presentar otra patología asociada, como:

  • el síndrome de Down, un trastorno genético causado por la presencia de un cromosoma 21 entero de más o bien de una parte adicional de este cromosoma
  • el síndrome de Edwards, un trastorno genético causado por la presencia de un cromosoma 21 entero de más o bien de una parte adicional de este cromosoma.
  • el síndrome de Marfan, un trastorno que afecta al tejido conjuntivo
  • homocistinuria, un trastorno que se asocia a un problema en un aminoácido que usa el cuerpo para fabricar una proteína y construir tejidos
  • el síndrome de Morquio, una anomalía en el crecimiento, el desarrollo y la forma o la integridad de los huesos y del cartílago
  • osteogénesis imperfecta, también conocida como «enfermedad de los huesos de cristal», una afección donde los huesos son excesivamente frágiles.

 

¿Cuáles son los signos y los síntomas del pectus carinatum?

 Un pecho que sobresale hacia delante es el signo principal del pectus carinatum. Esto no se suele poner de manifiesto hasta que el niño llega casi a la pubertad aunque la afección está presente desde el nacimiento.

El pectus carinatum puede afectar a un lado del cuerpo en mayor medida que al otro: es lo que se llama pared asimétrica.

 

Esta afección empeora conforme el niño va creciendo, y afecta más a los niños que a las niñas.

 

¿Cómo se diagnostica?

Los profesionales de la salud suelen diagnosticar el pectus carinatum basándose en una exploración física y en los antecedentes médicos del niño.

 

Puede ser necesario complementar el diagnóstico con  pruebas como:

  • una radiografía de pecho o de tórax para determinar la gravedad de la afección
  • pruebas de diagnóstico por la imagen, como una tomografía computada(TC) o una resonancia magnética (RMI)
  • un electrocardiograma para evaluar la función cardíaca
  • pruebas de la función pulmonar para evaluar los pulmones
  • pruebas genéticas para detectar los síndromes relacionados

 

¿Cómo se trata?

Los niños y los adolescentes con pectus carinatum, a quienes no les preocupe su aspecto físico y que no tengan problemas para respirar, no necesitan tratamiento alguno.

 

Los niños cuyos huesos aún están en proceso de crecimiento pueden tener que llevar un corsé ortopédico torácico. Del mismo modo que los aparatos de ortodoncia realinean los dientes, un corsé ortopédico para el tórax empujará o desplazará el esternón hacia atrás y hacia una posición normal. Los niños necesitan llevar puesto el corsé durante un tiempo varibale.

 

En algunos casos, el pectus carinatum se puede tratar mediante cirugía, mediante diversas técnicas y con diferentes materiales de osteosíntesis, que decidirá el cirujano según el caso en partucular

 

De cara al futuro

Un pectus carinatum leve no requerirá tratamiento alguno si no afecta a cómo funcionan los pulmones ni el corazón. Pero, cuando la afección es claramente visible o causa problemas de salud, la auotoimagen de la persona se puede ver negativamente afectada. En estos casos, el tratamiento puede mejorar el bienestar físico y emocional del paciente

 

Pectus tecnica Ravitch