Tratamiento quirúrgico de la hiperhidrosis palmo – axilar primaria

TRATAMIENTO QUIRuRGICO DE LA HIPERHIDROSIS PALMO – AXILAR PRIMARIA Simpatico

¿QUÉ ES LA HIPERHIDROSIS?

La hiperhidrosis primaria es un trastorno del sistema nervioso autónomo que se caracteriza por la sudoración excesiva. Si no hay causa que la justifique, se denomina hipersudoración primaria. Suele presentarse en las palmas de las manos, las axilas, los pies o la cara, que es donde existe mayor cantidad de glándulas sudoríparas y de forma simétrica.

 

Esta enfermedad repercute en forma notoria en las personas que la padecen. Los más afectados suelen ser los que tienen sudoración excesiva en las palmas de las manos, problema de ámbito socio – laboral.

TRATAMIENTO QUIRuRGICO DE LA HIPERHIDROSIS PALMO – AXILAR PRIMARIA Simpatico

¿QUÉ TRATAMIENTOS EXISTEN PARA LA HIPERHIDROSIS?

Son varios los tratamientos que pueden aliviar la hiperhidrosis. Ninguno de ellos suele ser efectivo, sólo de forma temporal.

 

Hay medicamentos que disminuyen la sudoración excesiva. Cuando se ingieren actúan sobre las glándulas de todo el cuerpo y disminuyen la producción de sudor. Sin embargo su utilización prolongada está ligada a numerosos efectos adversos. Por ello, ante situaciones que interfieren con el normal desarrollo de la actividad diaria, el tratamiento quirúrgico es el indicado, tras ser valorado por un especialista en Cirugía Torácica.

TRATAMIENTO QUIRÚRGICO PARA LA HIPERHIDROSIS

La cirugía es una alternativa válida en el tratamiento de la hiperhidrosis ya que termina con la sudoración de manera definitiva en más del 95% de los casos. El procedimiento se efectúa bajo anestesia general mediante dos incisiones a la altura de la axila. Se buscan y seccionan las cadenas simpáticas a determinados niveles en función de la topografía de la sudoración.

 

Para favorecer la rápida recuperación se estimula a los pacientes a movilizarse a las pocas horas y, habitualmente a las 24 horas después del procedimiento se encuentran en condiciones del alta hospitalaria.

¿QUÉ EFECTOS ADVERSOS TIENE LA CIRUGÍA?

El efecto adverso más común de esta cirugía es la sudoración compensadora, que consiste en la transpiración en otra parte del cuerpo una vez eliminada del lugar que originó la consulta del paciente. Esto significa que existe la posibilidad de que un paciente al que se le realizó tratamiento quirúrgico por hiperhidrosis palmar, por ejemplo, presente sudoración en otra parte del cuerpo, por lo común en la espalada, piernas o pies. Esta sudoración puede ser leve o severa y no se puede predecir en qué casos se puede llegar a desarrollar.

 

Es necesario tener en cuenta que una vez seccionados los nervios que llevan las señales a las glándulas sudoríparas, no existe forma de volver a conectarlos, por lo que los efectos de la cirugía no se pueden revertir.

Ir arriba